Los meses anteriores a la navidad, solemos ver en consulta que muchas personas viven estas fechas con tristeza.navidad-triste

Es habitual pensar en la navidad como una época de celebraciones, regalos, diversión, descanso laboral, adornos y felicidad. Pero cuando se supone que todo el mundo debe estar alegre, en muchas personas aflora un estado de absoluta tristeza, muy similar a una depresión, que podría derivar en problemas emocionales clínicos.

Sobre todo, lo vemos en personas que han tenido durante el año algún problema de ansiedad/depresión y la proximidad de estas fechas hace que vuelva o se acentúe. También es habitual que baje el estado de ánimo en la gente que ha perdido un ser querido recientemente o en aquellas que estas fechas están asociadas a algún evento negativo.

Además, estas personas pueden llegar a sufrir sentimientos de culpabilidad, ya que todo el mundo a su alrededor parece disfrutar, pero ellos se encuentran mal.

¿Cuáles son las causas de la infelicidad navideña?

Expectativas. Puede ser que tengas una idea de la navidad demasiado idealizada. Si cuando piensas en tu navidad, lo que visualizas no es posible, sientes que no tiene sentido. Analiza si quizás tu percepción de estas fechas esté alejada de la realidad.

Te sientes solo. La pérdida de un ser querido, tener a alguien fuera de casa en este periodo, enfermedades, estado emocional bajo, etc. Puede hacer que tu sensación de soledad aumente.

Obligación de ser feliz. En estas fechas nuestra sociedad (a través, por ejemplo, de los medios de comunicación), enfatizan la necesidad de ser feliz. A veces esto puede ser contraproducente y puede hacer que sientas malestar por el mero hecho de tener que estar alegre “si o si”.

Heridas emocionales asociadas con la navidad. Si durante estas fechas te pasó algo desagradable, es probable que cada año lo rememores. Esto puede hacer que te desconectes del presente y te cueste más disfrutarlo.

 

¿Qué podemos hacer para pasar unas mejores navidades?

Normalizar. Recordar que es normal sentir nostalgia o un poco de tristeza en estas fechas. Seguro que cuando pasen las “fechas señaladas” te encuentras mejor.

Ajustar expectativas. Piensa en cómo podría ser tu navidad de forma realista, intenta ser lo más objetivo posible. Si te ha pasado algo negativo durante el año, vas a tener que aceptar que van a ser unas fechas un poco complicadas. Al contrario de lo que pueda parecer, ser consciente de ello hará que te adaptes mejor a la situación.

Actividades. Como sabes, ante la tristeza siempre recomendamos actividades agradables. Seguramente, debido al bajo estado de ánimo, te cueste más hacer cosas. En este punto es importante que te obligues un poco y te tomes muy en serio el tiempo que dedicas a hacer cosas que te gustan. De este modo conseguimos combatir la inmovilidad y el estado de ánimo subirá, reduciéndose así los pensamientos negativos.

Buscar apoyo. A veces pasa que ante la pérdida de un ser querido las familias deciden no celebrar la navidad, por miedo al recuerdo y la tristeza. Os recomendamos que sigáis reuniéndoos, seguro que hay momentos de nostalgia, pero se verán mitigados con la compañía, las conversaciones, la comprensión y, por qué no, alguna que otra risa.

 

¿Cuándo pedir ayuda?

Si te estás planteado pedir ayuda profesional, intenta antes poner en práctica los consejos anteriores. Si aun así la tristeza no se mitiga y sigues sintiendo malestar, un psicólogo puede ayudarte a esclarecer las causas y llevar a cabo un plan de acción que haga que te sientas mejor y recuperes tu bienestar.