Blog del Centro de Psicología Cognitivo Conductual

Tratamientos psicológicos

Trastorno obsesivo compulsivo: limpieza

En el artículo anterior hablábamos del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) de tipo comprobación. En este artículo vamos a hablar de otro tipo muy común, el TOC de limpieza o contaminación. Las personas que padecen este tipo de problema piensan que se pueden contaminar al tocar objetos como, por ejemplo, el carro de la compra, la barra el autobús, cosas que hayan tocado personas con un determinado aspecto, aseos públicos… Tratan de evitar el contacto con lo que les provoca la ansiedad pero además, si han estado expuestos a algo que ellos consideran sucio, ritualizan, es decir, realizan determinadas conductas con el fin de calmar la ansiedad que esto les provoca, consiguiendo de esta manera un alivio de dicha ansiedad.

lavado de manos

Estas conductas o rituales son muy característicos, los realizan de una determinada manera y suelen ser siempre igual: se lavan las manos el mismo número de veces, se ponen jabón varias veces, apretando la jabonera con el codo (por ejemplo), se secan por la parte de atrás de la toalla, etc. De hecho, en muchos casos, pueden llegar a tener verdaderos problemas dermatológicos por el hecho de lavarse tanto las manos. Recordemos que esto son sólo ejemplos y que cada persona ritualiza de una forma diferente y con diferentes rituales. Un buen ejemplo de un TOC de limpieza lo podemos ver en el personaje de Melvin Udall (Jack Nicholson), en la película “Mejor imposible”.

En muchas ocasiones, los rituales no son tan sofisticados o complejos, si no que la persona se lava, por ejemplo, las manos una sola vez, pero no puede pasar sin lavárselas porque le daría ansiedad. O si tiene un invitado que comenta que ha tocado algo “sospechoso” de estar contaminado, son capaces de aguantar la ansiedad que les produce, pero en cuanto se va, limpian todos los objetos que esta persona haya tocado.

Dentro de este tipo de TOC, también encontramos personas que creen que se pueden haber contagiado de alguna enfermedad. La enfermedad más habitual con la que se obsesionan es el sida. Este pensamiento surge tras una situación en la que la persona cree que se puede haber producido un riesgo de contagio. Comienzan a aparecer estos pensamientos de manera obsesiva y la creencia de que realmente se han contagiado es alta, de manera que, para bajar la ansiedad, buscan información sobre si es posible el contagio, se hacen las pruebas de diagnóstico, y comienzan a evitar todo lo que pueda estar relacionado con la enfermedad que temen: sangre, personas con un determinado aspecto, manchas sospechosas, agujas, médicos, dentistas, etc. Y en muchos casos también ritualizan con lavado de manos, evitando tocar a la gente que les importa o ir a determinados lugares.

Como vemos, existe una gran variedad de formas de presentación del TOC y la cantidad de rituales es muy variada. Cada persona va a tener su propia obsesión y va a ritualizar de una manera concreta. Pero si la persona realiza determinadas conductas para reducir la ansiedad y si no las hace se manifiesta dicha ansiedad, estaríamos ante un Trastorno Obsesivo Compulsivo.

« »

© 2019 Blog del Centro de Psicología Cognitivo Conductual. Tema de Anders Norén.