Primera sesión con un psicólogo cognitivo-condutual

En nuestro Centro de Psicología en Valencia, somos conscientes de que tomar la decisión de pedir ayuda psicológica puede ser difícil. Si estas pasando un mal momento, seguramente hayas pensado en la posibilidad de acudir a un psicólogo.  Puede ser que incluso hayas preguntado a algún conocido o buscado en internet pero… ¿Cuál elijo?, ¿qué orientación?, ¿tratará el problema que tengo? .

El objetivo de esta entrada es aclarar este tipo de dudas. Los psicólogos somos muy conscientes de la dificultad que supone aceptar que quizá necesitamos ayuda y una vez dado este paso contar esas dificultades a un desconocido.

Por ello intentaré resolver algunas de las preguntas más frecuentes.

¿Qué es un psicólogo?

Un psicólogo es un experto de la conducta humana y de las leyes del aprendizaje. Entendemos que los problemas emocionales que tienen las personas son aprendidos. A lo largo de nuestra vida aprendemos (a pensar, sentir o actuar) a través de nuestros padres, amigos, experiencias etc. Algunos de estos aprendizajes nos ayudan a conseguir metas y ser felices pero de la misma manera podemos hacer aprendizajes que nos causen malestar.

Por ello, lo que haremos durante la terapia psicológica será “desaprender” para intentar que nuestro problema deje de hacernos daño. A lo largo de las sesiones, el terapeuta enseña habilidades para que la persona afronte los problemas de forma exitosa para así superarlos.

¿Cómo trabaja un psicólogo cognitivo- conductual?

Pero, ¿a qué tipo de habilidades nos estamos refiriendo?. Las técnicas que utilizamos en nuestro gabinete de psicología en Valencia son cognitivas y conductuales. Es decir, actúan sobre los pensamientos y conductas inadecuadas que están causando el malestar.

La terapia cognitivo-conductual ha demostrado su eficacia en numerosos artículos científicos.

¿En qué consiste la terapia?

Una terapia psicológica consta de cuatro fases:

1. Fase de evaluación.

Consiste en varias sesiones en las que el psicólogo hace preguntas para obtener información que le haga comprender el problema, cómo se originó y por qué se mantiene.

2. Fase de explicación de la hipótesis

Gracias a la información de la fase anterior, el terapeuta utilizará una sesión para explicarte cómo se originó el problema y por qué se mantiene de una forma clara y directa. En esta sesión es importante que preguntes todas las dudas que tengas. A partir de esta hipótesis sabrás en qué consistirá la terapia y que técnicas se utilizarán.

La terapia psicológica consta de diferentes fases: evaluación, hipótesis, tratamiento y seguimiento

 3. Fase de tratamiento

En esta fase el psicólogo te irá enseñando herramientas concretas para superar el problema. Estas herramientas las aprenderás en las sesiones  y las practicaras entre sesión y sesión. Una vez que el psicólogo vea que vas dominando estas estrategias y siempre de una forma progresiva, las iras aplicando en tu vida diaria.

4. Fase de seguimiento

Cuando el terapeuta se asegure de que aplicas bien las herramienta  en tu vida diaria y que el problema poco a poco va desapareciendo, será momento de distanciar las sesiones. De este modo, obtendremos el objetivo de la terapia que es que controles el problema tu solo sin necesidad de venir al psicólogo.

¿Cuánto tiempo durará la terapia?

Esta es una de las preguntas que más nos hacéis en la primera sesión del tratamiento psicológico. Lo cierto es que es muy difícil determinar la duración de una terapia. En general, podemos decir que una terapia psicológica puede durar entre 4 y 6 meses. En nuestro Centro de Psicología en Valencia, te diremos el número de sesiones aproximadas que necesitas una vez hayamos evaluado tu problema.

Una terapia psicológica tiene una duración aproximada de entre cuatro y seis meses

Este tiempo depende mucho de la motivación del cliente por superar las dificultades y por seguir las pautas que el psicólogo le enseña.

¿Qué tipo de problemas trata un psicólogo?

Probablemente, si te has planteado buscar ayuda psicológica es porque hay algo que te causa malestar. Este es motivo suficiente para pedir ayuda y, como hemos comentado, el psicólogo es el que se encargará de evaluar a que se debe ese malestar.

Un psicólogo trabaja con problemas de ansiedad (p.ej fobia, estrés, obsesiones, hipocondría, pánico…), depresión, problemas de relación con los demás (expresar sentimientos, dar opiniones, decir “no”..), problemas de pareja y de familia, etc.

Esperamos haberte aclarado qué pasa en la primera sesión ( y siguientes) con un psicólogo. Sabemos que es difícil reconocer los problemas, pero cuando nos enfrentamos a ellos y los solucionamos nos sentimos mucho mejor. Si piensas que necesitas ayuda para superar tu problema, estaremos encantadas de atenderte.