Blog del Centro de Psicología Cognitivo Conductual

Tratamientos psicológicos

Obediencia en los niños

La desobediencia de los hijos es un tema que siempre ha preocupado y que, por lo que veo en el día a día, sigue preocupando  a los padres de hoy. Sin duda es un tema importante.

Lo primero que tenemos que saber es que esta conducta de desobediencia depende en gran medida de la conducta de los padres. Tendemos a dar las órdenes y a esperar a que los niños las cumplan, pero llegando a acostumbrarnos a que no lo hagan a la primera. Así, pueden dar la orden una, otra y otra vez sin recibir una respuesta más que un “¡ya voy!”. Por un lado, los padres aprenden a dar la orden un rato antes de lo normal porque ya saben que el niño va a tardar en obedecer y, por otro lado, el niño aprende a que puede no hacer lo que le han mandado hasta que su padre/madre se enfade y actue apagándole la tele o quitándole la consola. Como vemos, el aprendizaje no es bueno ni para unos ni para otros. Hay que darle la “vuelta a la tortilla”.

Si al final vamos a acabar actuando, ¿por qué no empezar por ahí? Debemos acostumbrar a los niños a que obedezcan a la primera y no a la séptima u octava vez cuando ya nos hemos enfadado.

Lo que deberíamos hacer es dar la orden una vez y si a la segunda vez que se da (por ser un poco flexibles, que también es bueno) el niño sigue a lo suyo iremos y finalizaremos la tarea que esté realizando, ya sea apagar la tele, videoconsola, retirar el juguete, etc., y asegurarnos de que se pone a cumplir la orden. De esta manera, el niño acabará aprendiendo que es mejor hacer lo que sus padres le mandan a la primera, ya que no puede continuar con su entretenimiento, y los padres a la larga notarán que no pierden la autoridad. Eso sí, todo esto hay que hacerlo sin enfadarse o levantar la voz, simplemente explicando que se ha pedido que se haga algo y debe de hacerse lo antes posible. Os aseguro que enfadarse no va a llevar a nada más que a malas caras y malos sentimientos. Y por otro lado, ¿quién no ha estado haciendo algo, le han interrumpido y ha dicho “¡ya voy!”?

« »

© 2018 Blog del Centro de Psicología Cognitivo Conductual. Tema de Anders Norén.